El Seminario Mayor

EL SEMINARIO, O CASA DE FORMACIÓN, ES EL LUGAR DONDE LOS FUTUROS SACERDOTES MISIONEROS RECIBEN LA "FORMACIÓN PARA SER MINISTROS DE CRISTO":

Spanish

Actualmente el Instituto tiene siete casas de formación en todo el mundo: la casa madre está en San Rafael, Argentina; hay dos seminarios más en América del Sur, en Brasil y Perú; un seminario internacional en Italia con estudiantes de toda Europa (Italia, España, Holanda, Inglaterra, Escocia, Ucrania ...), de África (Nigeria, Egipto) y de Asia (Tayikistán, Rusia); uno en Washington DC (EE.UU.) Y un seminario bilingüe (inglés-chino) en Filipinas y uno más. A demás, una casa de formación para aquellos que tienen vocación monástica en el Pueyo, España.

27355654_1152807958185894_4579068474855303707_o_0.jpg

Nuestra formación

En el seminario, o casa de formación, los candidatos deben ser específicamente preparados para ejercer el triple ministerio de enseñar, santificar y regir el Pueblo de Dios como ministros de Cristo que son y partícipes de su único sacerdocio.

Deben prepararse:

  • “para el ministerio de la palabra: que entiendan cada vez mejor la palabra revelada de Dios, que la posean con la meditación y la expresen en su lenguaje y sus costumbres;
  • para el ministerio del culto y de la santificación: que, orando y celebrando las funciones litúrgicas, ejerzan la obra de la salvación por medio del sacrificio eucarístico y los sacramentos;
  • para el ministerio pastoral: que sepan representar delante de los hombres a Cristo, que no vino a ser servido, sino a servir y dar su vida para redención de muchos (Mc 10,45; cf. Jn 13, 12-17), y que, hechos siervos de todos ganen a muchos (cf. 1 Cor 9,19)”.

Por eso es necesario un programa de vida que de un modo orgánico-unitario se dedique de manera intensa a todos los aspectos de la formación: humana, espiritual, intelectual y pastoral.

Se trata de formar sacerdotes que han de ejercer su ministerio en el mundo actual que les toca vivir. Mundo que ha experimentado cambios profundos, por lo cual el ministerio sacerdotal “se ejerce hoy en una situación completamente nueva”. Especialmente influye de modo negativo la descristianización, pues a medida “que se va logrando un mayor dominio del hombre sobre el mundo... se concede un espacio más reducido a las formas de vida cristiana recibidas desde antiguo”.

Se debe entonces formar sacerdotes convencidos de la existencia y trascendencia de Dios; convencidos de la fuerza de la inteligencia para demostrar la existencia de Dios, fundamento de todo el edificio sobrenatural1; convencidos de que sólo Jesucristo -Dios y hombre-, en la Iglesia, puede dar la salvación definitiva al hombre; y que sin Dios el hombre se destruye a sí mismo. Deben estar de tal modo formados que puedan en la verdad y en el amor dar una respuesta adecuada a los hombres de hoy que “imbuídos por una religión insegura y ambigua, no aceptan pasiva y fácilmente el magisterio sacerdotal, ni creen ni admiten sin prejuicios la doctrina que intenta enseñarles el sacerdote en virtud de su misión”2.

Aspectos de la formación:

La formación de los futuros sacerdotes incluye cuatro aspectos: humano, espiritual, intelectual y pastoral, unidos en un todo armónico.

  • Formación humana: la gracia sobrenatural de Dios requiere una naturaleza bien dispuesta para recibirla, por lo tanto, es necesario el desarrollo de "virtudes humanas". Queremos formar hombres que sean auténticamente libres y capaces de autocontrol, futuros sacerdotes con una sólida madurez humana y cultural para que puedan hacer frente al mundo moderno. El ministerio exige que a ejemplo de Jesús “el sacerdote sea capaz de conocer en profundidad el alma humana, intuir dificultades y problemas, facilitar el encuentro y el diálogo, obtener la confianza y colaboración, expresar juicios serenos y objetivos”3.
  • Formación espiritual: Enseña Juan Pablo II en referencia a esta formación: “La formación debe abarcar a la persona entera, de tal modo que toda actitud y todo comportamiento manifiesten la plena y gozosa pertenencia a Dios, tanto en los momentos importantes como en las circunstancias ordinarias de la vida cotidiana. Desde el momento que el fin de la vida consagrada consiste en la conformación con el Señor Jesús y con su total oblación, a esto se debe orientar ante todo la formación. Se trata de un itinerario de progresiva asimilación de los sentimientos de Cristo hacia el Padre”4. El triple camino que se debe recorrer para buscar y encontrar la unión con Cristo es: “la meditación fiel de la Palabra de Dios, la participación activa en los sagrados misterios de la Iglesia, el servicio de la caridad a los más pequeños”5.
  • Formación intelectual: la evangelización de la cultura necesita una formación filosófica y teológica seria, especialmente guiada por Santo Tomás de Aquino. Aprendan de tal modo los tratados filosóficos y teológicos, que se muestre claramente la “unidad y armonía de toda la doctrina de la fe”6, y así puedan comprender que se trata -en el caso de la teología- de una “ciencia única”7. La filosofía de Santo Tomás es la más lúcida respuesta al problema del ateísmo, ya que “de esta afirmación del ser la filosofía de Santo Tomás deduce la posibilidad de sobrepasar todo lo que nos ofrece directamente el conocimiento en cuanto existente (el dato de experiencia), para llegar al ‘Ipsum Esse Subsistens’ y a la vez al Amor creador, en el que halla su explicación última. Advierte Juan Pablo II: “Un gran reto que tenemos …es el de saber realizar el paso, tan necesario como urgente, del fenómeno al fundamento. No es posible detenerse en la sola experiencia; incluso cuando esta expresa y pone de manifiesto la interioridad del hombre y su espiritualidad, es necesario que la reflexión especulativa llegue hasta su naturaleza espiritual y hasta el fundamento en que se apoya. Por lo cual, un pensamiento filosófico que rechazase cualquier apertura metafísica sería radicalmente inadecuado para desempeñar un papel de mediación en la comprensión de la revelación […] Si insisto tanto en el elemento metafísico es porque estoy convencido de que es el camino obligado para superar la situación de crisis que afecta hoy a grandes sectores de la filosofía y para corregir así algunos comportamientos erróneos difundidos en nuestra sociedad”8. Estos estudios “no sólo no son ajenos a la búsqueda y comunicación de la fe, sino que son más bien una ayuda para ello”9.
  • Formación pastoral: unifica la formación de los seminaristas, integrada a su vez por todos los aspectos, pues no se debe olvidar “que no hay auténtica pastoral católica sin una profunda vida espiritual, sin una sólida formación doctrinal, y sin una viril disciplina”10. Se trata de “formar para la Iglesia Católica sacerdotes según el corazón de Cristo: que abreven su espíritu en la Palabra de Dios, serviciales con el prójimo, solidarios con todo necesitado, promotores del laicado, con gran capacidad de diálogo, sin crisis de identidad, deseosos de la formación permanente, abandonados a la Providencia, amantes de la liturgia católica, predicadores incansables, caudalosos de espíritu, con una lengua, labios y sabiduría a los que no puedan resistir los enemigos de la verdad, ubérrima fecundidad apostólica y vocacional, con ímpetu misionero y ecuménico, abiertos a toda partícula de verdad allí donde se halle, con amor preferencial a los pobres sin exclusivismos y sin exclusiones, que vivan en cristalina y contagiosa alegría, en imperturbable paz aún en los arduos combates, en absoluta e irrestricta comunión eclesial, incansablemente evangelizadores y catequistas, amantes de la Cruz. En fin, hombres con sentido común, con ese sentido común cristiano que no es otra cosa que la santa familiaridad con el Verbo hecho carne”11.

Etapas de la formación:

Los estudios del futuro sacerdote religioso son de siete años, divididos en tres años de filosofía y cuatro años de teología.

Alegría y felicidad

La formación no debe consistir solamente en el estudio. Queremos formar sacerdotes alegres, que estén dispuestos a vivir su vocación y servir a la Iglesia, que puedan vivir una vida comunitaria y mostrar que Dios es alegría infinita.
En nuestras casas de formación, por lo tanto, hay siempre un grupo de seminaristas que anima nuestras fiestas, llamado "grupo San Felipe Neri", un santo que vivió en el siglo XVI y resaltando especialmente por su gran alegría y felicidad. La alegría sobrenatural que no viene del mundo, sino de la gracia de Dios en las almas.

Además, el calendario de una casa de formación debe incluir el deporte cada semana y un tiempo para la recreación o, como la llamamos, de "eutrapelia" (un término griego que significa "el arte de descansar"). Además de eso, dedicamos los domingos a la vida comunitaria, al deporte, al descanso, y algunos días para celebrar ocasiones especiales. Queremos formar seminaristas alegres porque, como dice nuestro Directorio de Espiritualidad, "la alegría surge de considerar que Dios es, que la verdad supera la mentira (...) Dios vence todo". A través de la vida comunitaria, estamos unidos en Cristo y esta condición ayuda a todos en su vocación personal.

Coro
Por la importancia de la Liturgia en el Instituto y el hecho de que, como dijo San Agustín, "el que canta ora dos veces", todos los seminarios tienen un coro que cantan en ocasiones especiales durante la Santa Misa. A lo largo del año en algunas casas se organizan cursos de música o clases de canto todas las semanas para formar una cultura musical que hará más dignas las celebraciones litúrgicas y para una cultura más profunda de los futuros ministros de Dios.

Proyecto Cultural Cornelio Fabro

La formación intelectual se basa en el conocimiento de Santo Tomás de Aquino, de acuerdo con las instrucciones de la Iglesia (Código de Derecho Canónico, c. 252 § 3). Junto con Santo Tomás, seguimos los pensadores tomistas más importantes que de alguna manera han contribuido a la enseñanza del maestro. Uno de ellos es el Padre Cornelio Fabro, un sacerdote italiano que, en el siglo pasado, ha aclarado y explicado diferentes puntos de la doctrina tomista. Ha criticado especialmente las dificultades y contradicciones de algunos filósofos modernos utilizando la filosofía y la teología del "Doctor Angélico".

El 11 de abril de 2002, el Instituto fundó el "Proyecto Cultural Cornelio Fabro" en Segni, Roma. El proyecto se dedica a conocer el pensamiento y la persona de Cornelio Fabro más profundamente, y difundir su doctrina en el mundo principalmente a través de la prensa. En la casa de formación en Montefiascone (Italia), algunos religiosos contribuyen en el proyecto de reedición de las obras de Fabro, mientras que las ediciones del Verbo Encarnado (EDIVI) las distribuyen. Otra obra es la organización de conferencias sobre el P. Fabro y la recuperación de documentos acerca de su persona, tales como grabaciones de sus lecciones universitarias y artículos.

 

1 Se trata de una verdad de fe. Cf. Dz, 1806.

RF, Introducción, 80.

3 Ibidem. Cf. Const. [198].

VC, 65.

Ibidem.

CIC, c. 254, § 1.

Ibidem.

8 FR, 83.

9 RF, 69, nota 148a. El CIC, c. 251, afirma que la filosofía prepara a los alumnos “para que puedan realizar mejor sus estudios teológicos”.

10 Const. [228].

11 Const. [231].

 

 

 
¿Cuál es el objetivo del Instituto del Verbo Encarnado?
Evangelización de la cultura para extender la Encarnación del Verbo...
Haga clic aquí para saber más.
¿Cuál es el carisma del Verbo Encarnado?
Queremos hacer de cada hombre como una nueva encarnación del Verbo ...
Haga clic aquí para saber más.
Descubre sobre la espiritualidad de nuestro Instituto
Nuestra espiritualidad está marcada por el misterio de la Encarnación, porque “el misterio del hombre sólo ...
Haga clic aquí para saber más..
La consagración a María completa nuestra entrega total a Cristo en un supremo acto de sumisión...
Haga clic aquí para saber más.
Conoce el fundador del Instituto del Verbo Encarnado
El padre Carlos Miguel Buela, nació en Buenos Aires el 4 de abril 1941 y fue ordenado sacerdote en 1971 ...
Haga clic aquí para saber más.
Descubre la historia de Nuestro Instituto
Fundación y primeros años de la Familia religiosa, su expansión misionera...
Haga clic aquí para saber más.
¿Qué hace de un sacerdote, un misionero del Instituto del Verbo Encarnado?
El sacerdote misionero es un hombre consagrado, que respondió a la llamada de Cristo ...
Haga clic aquí para saber más.
¿Quiénes son los monjes contemplativos?
Los monjes están a la vanguardia de todas las obras de apostolado del Instituto, ya que con su vida de oración y penitencia obtienen del Señor las gracias necesarias para la salvación de muchas almas...
Haga clic aquí para saber más.
Visite nuestras casas donde los futuros sacerdotes se forman: el seminario mayor
El seminario, o casa de formación, es el lugar donde los futuros sacerdotes misioneros reciben la "triple formación " ...
Haga clic aquí para saber más.
"La vocación al sacerdocio tiene a menudo una primera manifestación en los años de la infancia o en los primeros años de la juventud" ...
Haga clic aquí para saber más.
En el Evangelio, Jesús invitó a algunas personas a seguirle más de cerca. Hoy sigue llamando al sacerdocio ...
Haga clic aquí para saber más.
Descubre lo que hacemos en nuestro apostolado
El objeto de nuestra acción apostólica es formar a Cristo en los hombres y conducir las almas a la salvación eterna ...
Haga clic aquí para saber más.
Conoce más sobre algunas de nuestras obras de caridad
Las obras de caridad son un importante apostolado realizado por el IVE ....
Haga clic aquí para saber más.
Lee acerca de las Santas Misiones Populares del IVE
La Santa Misión es una forma sencilla de predicar el Evangelio a las personas, búscando la conversión de los pecadores ...
Haga clic aquí para saber más.
Los Ejercicios Espirituales son momentos de gracias especiales, días de retiro y silencio para reformar la vida y vivir siguiendo la voluntad de Dios ...
Haga clic aquí para saber más.
Descubre la importancia del trabajo del IVE con los medios de comunicación
Nuestro objetivo es la evangelización de la cultura, en una cultura profundamente marcada por los medios de comunicación...
Haga clic aquí para saber más.
Puedes encontrar las últimas noticias sobre nuestras actividades y misiones de todo el mundo.
Haga clic aquí para saber más noticias.